Houdini

De De qué murió y cómo
Saltar a: navegación, buscar


Tumba de Houdini en el Cementerio Macpela de Nueva York.
El mago Harry Houdini (de nombre real Erik Weisz, también conocido como Ehrich Weiss o Harry Weiss) murió de peritonitis secundaria debido a la ruptura del apéndice, el 31 de octubre de 1926, a la edad de cincuenta y dos años, en Detroit (Michigan, Estados Unidos). Houdini nació el 24 de marzo de 1874 en Budapest (Hungría).

Inicialmente se atribuyó la ruptura del apéndice a que hacía sólo dos semanas había sido golpeado en el abdomen por un estudiante de la Universidad McGill de Montreal. El estudiante fue a buscarle a su camerino ya que quería poner a prueba los legendarios músculos abdominales de Houdini dándole puñetazos (algo que Houdini normalmente permitía), pero esta vez fue cogido por sorpresa y no tuvo tiempo de prepararse para recibir los golpes. A pesar de lo que se dijo en aquel momento, parece que los golpes no fueron la causa de su muerte.

Hechos antes de su muerte

Houdini rivalizaba con los faquires, que mostraban un extraordinario control del cuerpo y resistían a la muerte. Houdini había roto el récord de un fakir sobreviviendo dentro de un ataúd sellado el mayor tiempo posible sin suministro de aire. Houdini también había copiado otro espectáculo de estos faquires, alegando que podía resistir cualquier golpe en el vientre tan solo tensando sus músculos abdominales. Aunque estos golpes no formaban parte de su espectáculo, en ocasiones solía pedir a alguien del público que le diera un golpe en el vientre para demostrar sus habilidades.

El 22 de octubre de 1926, en el Teatro Princess de Montreal, mientras estaba en su camerino, Houdini recibió la visita de un estudiante de la Universidad McGill llamado Joselyn Gordon Whitehead. El estudiante le preguntó si realmente podía soportar los golpes en el vientre, y Houdini dijo que sí. Entonces Whitehead se precipitó sobre Houdini y le golpeó sin advertencia y repetidamente en la parte inferior del abdomen. Los testigos oculares fueron los estudiantes Jacques y Sam Smilovitz. De acuerdo con la descripción de los acontecimientos, Houdini estaba reclinado en su silla después de una función. El ilusionista fue golpeado tres veces con mucha fuerza antes de que pudiera prepararse. Whitehead continuó golpeándole varias veces, según los rumores. Houdini se quejó de dolor abdominal en días posteriores pero, a pesar de todo, continuó viajando sin buscar ayuda médica.

Varios días antes de ese incidente, Houdini había estado sufriendo dolores de estómago, por lo que visitó a un médico. Es probable que durante días hubiera padecido una apendicitis, pero se negó a un tratamiento médico, por lo que su apéndice habría estallado por sí mismo incluso sin el trauma. Los golpes del estudiante empeoraron su estado e hicieron que Houdini volviera al médico, que le diagnosticó una apendicitis aguda.

Unos días más tarde, en su habitación privada de Detroit, justo antes de una de sus actuaciones, su médico le examinó y vio que tenía fiebre de 40 °C. Houdini, sin embargo, se negó a cancelar su espectáculo. Cuando llegó al Teatro Garrick de Detroit (Michigan, EE. UU.), el 24 de octubre de 1926, en la que sería su última actuación pública, ya se sospechaba que padecía de apendicitis. No le importó y entró en escena. Para él su público era su vida. Durante la presentación del número "Tortura de agua china", Houdini no salió en 3 minutos. Su esposa y asistente rompieron el vidrio y vieron que Houdini estaba inconsciente. Tras llevarle al hospital Grace de Detroit, fue atendido por un joven residente llamado J. Gordon. Houdini murió ese mismo día en la habitación 401 tras ser sometido a dos operaciones.

Los médicos diagnosticaron como causa de la muerte de Houdini una perforación del apéndice en la cavidad abdominal con resultado de peritonitis. Sin embargo, los abogados de la viuda de Houdini atribuyeron su muerte a los golpes, lo que provocó una duplicación de la suma de los seguros de vida del mago. El hecho de que los daños a su apéndice fueran o no causados por los golpes que recibió de Whitehead es objeto de controversia hasta ahora. Houdini efectivamente había sufrido durante meses de dolores abdominales antes de ser golpeado. Estos hechos se describieron y discutieron, en particular, en el primer capítulo del libro "Al filo de lo desconocido (Los límites de lo desconocido)" de Arthur Conan Doyle, publicado en 1930.

Funeral

Funeral de Houdini
Al funeral de Houdini, celebrado el 4 de noviembre en Nueva York, asistieron más de dos mil personas, entre los que se encontraban los miembros de la Sociedad Americana de Magos, de la que el propio Houdini era presidente.

Harry Houdini fue enterrado en el cementerio judío de Macpela, en el distrito de Queens (Nueva York). En su lápida se esculpió el símbolo de la Sociedad Americana de Magos. Su tumba se encuentra junto a la de su madre. La Sociedad Americana de Magos continúa llevando a cabo una ceremonia conmemorativa anual en el aniversario de su muerte, llamada "Ceremonia de la varita mágica rota". Su esposa también llevó a cabo durante años sesiones de espiritismo para tratar de invocar su espíritu. El ilusionista, antes de morir, dijo: "Si es realmente posible que alguien vuelva de entre los muertos, Harry Houdini lo hará."

Houdini fue enterrado en un ataúd de bronce, según se dice construido con un truco de fakir llamado "ilusión de crematorio". Houdini era conocido por hazañas como caminar a través de paredes de ladrillo o escapar de ataduras y recintos cerrados. Uno de sus trucos más famosos fue escapar después de ser enterrado vivo en un ataúd de bronce. Durante años se ha rumoreado que llevó los secretos de sus trucos a su tumba. Entre esos rumores está la existencia de un compartimento secreto en la tumba de Houdini. Además, algunas personas creen que en este cementerio, cerca de la tumba del mago, existe un dispositivo oculto. Milbourne Christopher, distinguido historiador de magia y biógrafo de Houdini, dijo durante una entrevista que no creía que existiera dicho compartimento.

La esposa de Houdini, Bess, murió en 1943 y no pudo ser enterrada con él por no ser de origen judío.

Hechos posteriores

El cementerio Macpela fue visitado por muchos personajes importantes. David Copperfield, tal vez el mago contemporáneo más conocido del mundo, visitó la tumba de Harry Houdini. Además, Copperfield donó quince mil dólares a la Sociedad Americana de Magos con el fin de ayudar a deshacer un acto vandálico en el que se profanaron varias tumbas, incluida la de Houdini. Junto con la donación de Copperfield, el escapista James Randi donó dos mil dólares, y magos de todo el mundo donaron otros ocho mil dólares. Estas donaciones permitieron la sustitución de dos bancos de granito que fueron objeto de vandalismo en 1993 y la creación de un busto permanente de Houdini. George Schindler, decano de la Sociedad Americana de Magos, afirmó que su grupo había dejado de aportar dinero para el mantenimiento de la tumba en los últimos años. La tumba Houdini ya no está al cuidado de la Sociedad Americana de Magos sino del Museo Houdini en Scranton (Pennsylvania).

Los monumentos de granito de la hermana de Houdini, Gladys, y de su hermano Leopold, han desaparecido. Algunos miembros de la Sociedad de Magos creen que el administrador del cementerio de Macpela, David Jacobson, los ha ocultado o vendido a coleccionistas. Jacobson afirma que tiene dichos monumentos y que están rotos.

El busto de Harry Houdini fue roto o robado cuatro veces entre 1975 y 1993, en su parcela familiar en el cementerio de Macpela. La Sociedad Americana de Magos dejó de reemplazarlo. El 27 de septiembre de 2011, el Museo Houdini instaló una reproducción del busto del mago realizada en un material resistente.

La Sociedad Americana de Magos realizó un ritual "varita rota" el 31 de octubre de 1996, que fue el aniversario de la muerte de Houdini. Este ritual en el que una "varita mágica" se rompe simboliza el fin del poder del mago.

George Hardeen, bisnieto de Houdini, en contacto con los autores de una controvertida biografía del mago, reclamaron el 26 de marzo de 2007 a la justicia estadounidense que su cuerpo fuera exhumado para hacerle una autopsia y comprobar el rumor de que Houdini había sido asesinado. Otros descendientes de Houdini se opusieron a la exhumación en una carta conjunta al Museo Houdini de Pennsylvania. Finalmente resultó que la petición para exhumar el cuerpo había sido un intento de promocionar el libro "La vida secreta de Houdini" donde se especulaba sobre la teoría del envenenamiento por parte de simpatizantes del espiritismo. La solicitud de exhumación fue desestimada por el tribunal.

Legado de Houdini

Houdini se había manifestado muchas veces en contra del espiritismo. Poco antes de su muerte creó un código secreto que le dio a su esposa, y le dijo que si era posible contactar con ella después de muerto le enviaría un mensaje codificado. Cada noche de Halloween, durante los siguientes diez años, su esposa Bess celebró una sesión de espiritismo para poner a prueba el código. En 1936, después de un último intento realizado en el Hotel Knickerbocker de Los Ángeles, Bess se rindió y apagó la vela, diciendo: "Hasta mi última esperanza se ha ido. No creo que Houdini pueda volver a mí ni a nadie. He mantenido viva la llama junto a la fotografía de Houdini durante diez años, pero ahora es tiempo para apagarla. Buenas noches, Harry".

La fama de Houdini fue tal que su nombre, con el paso del tiempo, ha pasado a formar parte del lenguaje cotidiano estadounidense como sinónimo de "escapar" ("houdinize"). Su mito como invencible le convirtió en un ídolo para varias generaciones de estadounidenses.

Houdini era masón, miembro de la logia "St. Cecile Lodge N. 568" de la ciudad de Nueva York. Tenía una colección de 3.988 libros sobre magia que legó a la Biblioteca del Congreso en Washington.