Mozart

De De qué murió y cómo
Saltar a: navegación, buscar


Tumba de Mozart en el Cementerio de San Marcos (Viena, Austria).
El compositor Wolfgang Amadeus Mozart murió en Viena (Austria) el 5 de diciembre de 1791, a la 1 de la madrugada, con una edad de 35 años. Nació el 27 de enero de 1756 en Salzburgo (Austria).

La causa exacta de la muerte de Mozart nunca se ha conocido con certeza, aunque la más probable es una infección por estreptococos.

Antecedentes

La salud de Mozart nunca fue buena desde su infancia, padeciendo a lo largo de su vida enfermedades como reumatismo, bronquitis, neumonía, amigdalitis, viruela, fiebre tifoidea, y problemas en las encías. Los síntomas de la enfermedad que acabaría terminando en fallecimiento comenzaron con su visita a la ciudad de Praga (República Checa) para revisar cómo estaba rindiendo su nueva ópera "La clemenza di Tito". Cuando volvió a Austria, su salud se fue deteriorando poco a poco, mostrándose pálido, indispuesto y muy deprimido, aunque siguió trabajando y completó su "Concierto para clarinete", el encargo del "Réquiem" y el estreno de "La flauta mágica" el 30 de septiembre de 1791.

Mozart llegó a confesarle a su mujer, Constanze, que no iba a durar mucho tiempo, que estaba componiendo el "Réquiem" para sí mismo y que estaba seguro de que había sido envenenado. Posteriormente tuvo un breve período de recuperación tras dejar de trabajar en el "Réquiem" y completar una cantata. Pero pronto volvió a sentirse mal, con hinchazón en las manos y los pies, dolor y vómitos, que le obligaron a permanecer inmovilizado en la cama desde el 20 de noviembre.

Mozart no perdió la consciencia hasta dos horas antes de morir. Pidió que le llevaran la partitura del "Réquiem" a la cama, volviendo a afirmar que lo había escrito para sí mismo, e incluso cantó una parte sobre las dos de la tarde, acompañado en la interpretación por otros familiares y amigos.

Su hijo Karl, de 7 años, narraría luego la extrema hinchazón que presentaba el cuerpo de su padre en el momento de su muerte.

Causas de la muerte

En aquella época la medicina no estaba muy avanzada, por lo que no se pudo determinar con certeza la enfermedad que causó la muerte de Mozart. En el registro de la parroquia, la entrada relativa a la muerte de Mozart indica que murió de "fiebre miliar grave", en referencia a la aparición de unas protuberancias en la piel del tamaño de las semillas de mijo, pero no mencionaba ninguna enfermedad específica.

Un rumor sobre la causa de la muerte de Mozart fue el envenenamiento por Antonio Salieri, otro compositor famoso de su época. Estos rumores, sin embargo, no coinciden con los síntomas de la enfermedad de Mozart. A pesar de negar los rumores y las acusaciones, Salieri se vio muy afectado por las acusaciones de haber contribuido a la muerte de Mozart.

Algunos atribuyen la muerte de Mozart a la negligencia por parte de su médico, el doctor Nikolaus Closset.

Otros sugiere que Mozart murió a consecuencia de su hipocondría y su predilección por tomar medicinas que contenían antimonio. En sus últimos días, consumió aún más antimonio ya que se lo recetaron para aliviar la fiebre.

Un artículo de 1994 sugiere que Mozart murió de un hematoma subdural, una conclusión que se obtuvo a partir de un cráneo que se pensaba era del compositor.

Un panel de expertos concluyó en febrero de 2000 que Mozart murió de causas naturales. Los médicos de la Universidad de Maryland (Baltimore) concluyeron que Mozart murió de fiebre reumática.

Otras teorías sobre la muerte de Mozart son una enfermedad del sistema inmune llamada púrpura de Henoch-Schönlein y una infección parasitaria llamada triquinosis (causada por carne de cerdo mal cocida).

En 2009, investigadores británicos, austríacos y holandeses realizaron una investigación epidemiológica estudiando otros fallecimientos acontecidos en Viena en el momento de la muerte de Mozart. Llegaron a la conclusión de que la causa de su muerte pudo ser una enfermedad renal provocada por una infección (probablemente de garganta, es decir, una faringitis). La infección con estreptococos le habría provocado un síndrome nefrítico agudo causado por la glomerulonefritis post-estreptocócica. La inflamación, debida a la retención de líquidos, pudo estar causada por una enfermedad renal o insuficiencia cardiaca tras extenderse la infección al corazón y los riñones. Antes de que se descubrieran los antibióticos, este tipo de infecciones podía ser mortal.

Funeral

El encargado de preparar el funeral fue el barón Gottfried van Swieten, amigo y mecenas de Mozart. Salieri y otros músicos conocidos de la época asistieron al funeral. La creencia común de que Mozart fue enterrado en una fosa común carece de fundamento. La "fosa común" que mencionó un historiador era un término para referirse a la tumba de una persona que no pertenecía a la aristocracia. Pero era una tumba individual, no una fosa común. Transcurridos diez años, la ciudad tenía el derecho a desenterrar el cadáver y utilizar la tumba para otro entierro, al contrario que las tumbas de los aristócratas.