Friedrich Nietzsche

De De qué murió y cómo
Saltar a: navegación, buscar
Tumba de Friedrich Nietzsche en Röckener (Alemania).

El filósofo Friedrich Nietzsche murió el 25 de agosto de 1900 en Weimar (Sajonia, Alemania), a los 56 años, a consecuencia de una neumonía. Nació el 15 de octubre de 1844 en Röcken-bei-Lützen (antigua Prusia).

A principios de Enero de 1889, Nietzsche sufrió en Turín un derrumbamiento intelectual. Sus pequeños escritos, las "notas de la ilusión", que enviaba a sus íntimos amigos y también a Cosima Wagner y Jacob Burckhardt, estaban influenciados claramente por la locura. La causa de este derrumbamiento y parálisis progresiva podría haber sido la sífilis. Sin embargo, este diagnóstico y la causa de la enfermedad de Nietzsche sigue siendo dudoso en la actualidad. Algunas teorías apuntan a un cáncer cerebral.

Tras leer las "notas de la ilusión", Burckhardt y Overbeck se alarmaron y Nietzsche acabó en un manicomio de Basilea. Más tarde, su madre decidió trasladarle a un centro en Jena bajo la dirección de Otto Binswanger. Los intentos por curarle fueron infructuosos. A veces podía entablar conversaciones cortas y responder las cartas de su madre, pero decaía muy deprisa y volvía a las alucinaciones, la apatía y el olvido de sus viejos amigos.

Después de la muerte de su madre en 1897, vivió en una villa de Weimar donde su hermana lo cuidaba. Superó varios ataques de apoplejía, pero a consecuencia de uno de ellos quedó con un lado del cuerpo paralizado y sin poder levantarse ni hablar. Finalmente murió como consecuencia de una pulmonía y otro ataque de apoplejía. Fue enterrado en la iglesia de su pueblo natal, Röckener, en una tumba familiar junto a sus padres y su hermano pequeño.