Franz Kafka

De De qué murió y cómo
Saltar a: navegación, buscar
Tumba de Franz Kafka en el Nuevo Cementerio Judío de Praga.

El escritor Franz Kafka murió en Kierling (Austria) el 3 de junio de 1924, a los 40 años de edad, a causa de las complicaciones provocadas por la tuberculosis. Nació el 3 de julio de 1883 en Praga (Austria-Hungría).

En 1917, Kafka comenzó a sufrir de tuberculosis, lo que requeriría su convalecencia frecuente, en la que estuvo apoyado por su familia, más notablemente por su hermana Ottla. A pesar de su temor a que le consideraran repulsivo tanto física como mentalmente, impresionaba a los demás por su bondad infantil, orden, austeridad, comportamiento tranquilo, inteligencia y un sentido del humor seco.

Kafka sufrió de depresión clínica y fobia social durante toda su vida. También padeció de migrañas, insomnio, estreñimiento y otras dolencias generadas por la ansiedad. Kafka intentó contrarrestar estos síntomas con un régimen naturópata, dieta vegetariana y un consumo de grandes cantidades de leche sin pasteurizar (lo que pudo provocarle tuberculosis). Cuando su enfermedad empeoró, volvió a Praga y luego fue al sanatorio del doctor Hoffmann en Kierling, cerca de Viena, donde finalmente murió el 3 de junio de 1924. La enfermedad de garganta de Kafka le impedía comer debido al dolor, y al no existir terapia intravenosa en esa época no había ningún modo de alimentarle. Su cuerpo fue enviado a Praga (República Checa), donde fue enterrado, en el Nuevo Cementerio Judío (sector 21, fila 14, punto 33).